YOUR VISION IS OUR FOCUS

"La única manera de hacer un trabajo genial es amar lo que haces" - Steve Jobs.

Tratamiento

Trabeculoplastia láser SLT – tratamiento del glaucoma de ángulo abierto

* El glaucoma es una enfermedad del ojo que le roba la visión de manera gradual. Por lo general no presenta síntomas. En la mayoría de los tipos de glaucoma, el sistema de drenaje del ojo se tapa y el fluido intraocular no puede drenar. Al acumularse, causa un aumento de presión en el interior del ojo que daña al nervio óptico que es muy sensible, llevando a la pérdida de la visión.

Si la presión dentro del ojo no puede controlarse de modo adecuado con medicamentos, se puede recurrir a la trabeculoplastía con láser SLT para mejorar el drenaje de líquido y reducir la presión ocular.

Láser Argón – tratamiento láser de la retina.

* La retina es un tejido sensible a la luz que recubre la parte posterior del ojo. El láser Argón es una terapia básica en ciertas enfermedades de retina, como la retinopatía diabética, edema macular, oclusiones de vasos retinianos o desgarros de la retina. El tratamiento láser detiene las fugas en los vasos sanguíneos y detiene el crecimiento de vasos sanguíneos anormales, disminuyendo así la probabilidad de sufrir hemorragias en el interior del ojo que deterioran la visión.

Si la retina se desgarra, puede separarse de la pared posterior del ojo. A esto se le conoce como desprendimiento de la retina, y puede ocasionar la pérdida de la vista. La mayoría de los desgarros retínales pueden tratarse con el rayo láser de Argón, si son detectados antes de que la retina se desprenda. El láser ayuda a adherir la retina a la pared del ojo, evitando el desprendimiento de la retina.

TRATAMIENTO LASER

El láser es un rayo de luz muy brillante y finamente enfocado. El láser pasa a través de la córnea transparente, el lente y el vítreo sin afectarlos de manera alguna. Este rayo puede cauterizar, cortar y moldear tejidos. Gracias a que muchas estructuras del ojo son transparentes para la luz visible el láser se convierte en una excelente herramienta para el oftalmólogo. Existen varios tipos de rayo láser y cada uno tiene una aplicación distinta en oftalmología.

Capsulotomía laser Yag – tratamiento de la catarata secundaria

*El cristalino o lente natural del ojo está formado por un núcleo y la cápsula que lo envuelve. Durante una operación de catarata  se abre una ventana en la parte anterior de la cápsula para fragmentar y aspirar el núcleo, dejando la cápsula en forma de saco para implantar la lente intraocular artificial que reemplaza el cristalino. Pasado el tiempo, meses o incluso años después de la operación de catarata, es posible que algunas células residuales se depositen en la parte posterior del saco capsular llegando a opacificar la cápsula posterior, provocando disminución de la agudeza visual.

El tratamiento de capsulotomía con láser YAG se realiza en la consulta y con anestesia tópica (gotas). El oftalmólogo utiliza una lente de contacto para evitar el parpadeo y enfocar correctamente. Mediante un láser YAG adaptado a un microscopio, se realiza una pequeña abertura en la cápsula posterior opacificada para limpiar la membrana y dejar libre el eje visual. Se trata de un método muy seguro y, normalmente, con resultados inmediatos.

 Iridotomía láser Yag – tratamiento del glaucoma de ángulo cerrado

* El glaucoma de ángulo cerrado ocurre cuando el líquido se bloquea súbitamente y no puede salir del ojo. Esto provoca una elevación rápida e intensa en la presión dentro del ojo.Un glaucoma agúdo generalmente va acompañado de dolor, ojos enrojecidos, halos alrededor de las luces, visión borrosa y a veces náuseas y vómitos.

El láser Yag se usa para crear una abertura pequeñísima en el iris del ojo para permitir que los líquidos circulen y reducir la presión ocular. Este tipo de laser se aplica también en los pacientes portadores de “cámara estrecha” en donde las posibilidades de tener una crisis de glaucoma agudo son muy altas. Estos pacientes pueden desarrollar repentinamente un aumento súbito de su presión intraocular a valores intolerables para el ojo con la consecuente pérdida permanente de la visión. En estos pacientes como medida preventiva se realiza un orificio en el iris con Yag laser (iridotomía laser) para evitar el desarrollo de una crisis de glaucoma agudo.

INYECCIONES INTRAOCULARES

( Avastin, Lucentis, Eylea)  

Una inyección intravítrea es una inyección de medicamento en el ojo. El interior del ojo está lleno de un líquido gelatinoso (humor vítreo). Durante este procedimiento, el médico inyecta medicamento en el humor vítreo, cerca de la retina en la parte posterior del ojo. Algunas enfermedades de la retina que afectan principalmente a la mácula (la parte de la retina encargada del centro de la visión) como son la degeneración macular asociada a la edad o las inflamaciones en los pacientes diabéticos o que han sufrido una trombosis ocular (edema macular) pueden mejorar con la aplicación intravítrea de los medicamentos. La inyección intraocular es una manera más rápida y eficaz de actuar con un medicamento sobre la retina.

CIRUGIA OCULAR

Cirugía de catarata

El ojo humano tiene en su interior una lente natural transparente que llamamos cristalino y que forma parte del sistema óptico del ojo. La pérdida progresiva de la transparencia del cristalino es lo que conocemos comúnmente como catarata y sus síntomas más frecuentes son: disminución progresiva de la visión, mayor deslumbramiento, visión distorsionada y cambios frecuentes en la graduación. La operación de catarata consiste en reemplazar el cristalino opacificado por una lente intraocular artificial que compensa la pérdida de la lente natural del ojo. Facoemulsificación es un procedimiento, donde el cirujano usa un instrumento que produce ondas sonoras para romper la catarata en pequeños fragmentos, los cuales luego se extraen por medio de succión. Después de que se extrae la catarata, se coloca un cristalino artificial, llamado lente intraocular para restaurar el poder de enfoque del ojo.

 Cirugía de glaucoma

El objetivo principal del tratamiento del glaucoma es preservar la función visual del paciente a lo largo de la vida. Actualmente, la presión intraocular es el único factor de riesgo sobre el que es posible actuar y cuyo descenso ha demostrado prevenir la progresión del daño glaucomatoso. Dicho descenso se puede conseguir mediante medicación tópica con gotas o con cirugía. En aquellos pacientes en los que el tratamiento farmacológico no sea suficiente para controlar adecuadamente la presión intraocular o la progresión del glaucoma y en los casos que los los efectos adversos de los fármacos no sean tolerables, está indicado el tratamiento quirúrgico del glaucoma. La cirugía consiste en crear una fístula o vía de drenaje que permita la salida del humor acuoso del interior del globo ocular y así se reduzca la presión intraocular.

Cirugía de párpados

Cirugía de párpados es una intervención que se lleva a cabo para reparar los párpados o realizar excisión de una lesión localizada en el párpado. La cirugía se realiza bajo anestesia local. El oftalmólogo usa un microscopio para realizar escisión exacta de la lesión y colocar la sutura muy fina. Durante la cirugía puede sentir tacto y algo de pequeña molestia, pero no el dolor, ya que la piel de los párpados está anestesiada. La operación dura unos 30-45 minutos.

Cirugía de retina

El tratamiento quirúrgico de membrana epiretiniana o de agujero macular requiere una microcirugía llamada vitrectomía. La intervención consiste en retirar el humor vítreo (un líquido gelatinoso que rellena el globo ocular) y despegarlo de la mácula. Además se retira una membrana muy fina situada encima de la mácula. Al terminar la cirugía se introduce en el ojo una burbuja de gas para que este mantenga una presión sobre la retina y permita su buena aplicación.

La retina es el tejido sensible a la luz en la parte posterior del ojo. El desprendimiento significa que se ha separado de las capas de tejido que la rodean. Reparación del desprendimiento de retina es una cirugía del ojo para colocar la retina de nuevo en su posición normal. La mayoría de las operaciones de reparación de un desprendimiento de retina son urgentes, dado que una retina desprendida no recibe suministro de oxígeno.Los desprendimiento de retina no mejoran sin tratamiento. La reparación se necesita para prevenir la pérdida de visión permanente. Los desprendimientos se puede reparar mediante un procedimiento llamado la vitrectomía. La vitrectomía utiliza dispositivos muy pequeños dentro del ojo para liberar tensión sobre la retina. Esto permite que la retina vuelva a su posición apropiada.